Estamos en los meses Noviembre y Diciembre de 2013

Conectarse

Recuperar mi contraseña


Shoutbox


Últimos temas
» Returning from the ashes... sort of.
Jue Jul 23, 2015 3:32 pm por Roy W. Harper

» Lazy cat is lazy
Miér Jun 24, 2015 1:03 pm por Richard Grayson

» Family gathering
Lun Sep 08, 2014 12:34 pm por Frank Canton

» School birthday
Lun Sep 08, 2014 12:27 pm por Frank Canton

» Subway Series
Miér Sep 03, 2014 6:54 pm por Cindy Lockhart

» It's a favour
Miér Sep 03, 2014 6:17 pm por Amy Taylor

» Bring back what once was mine...
Mar Jun 17, 2014 9:17 am por Amy Taylor

» Not strong enough
Jue Jun 12, 2014 3:19 am por Isleen McKenzie

» Of Books and Butterflies
Jue Jun 12, 2014 2:33 am por Isleen McKenzie

» Would you come with us
Dom Mayo 11, 2014 12:53 am por James Kant


Θ Guía de nuevos usuarios
Θ Ambientación
Θ Reglas
Θ One-liners
Θ Registro de Play-By
Θ Tienda de firmas
Θ Registro de Grupo
espacio4

admin

Don't you dare

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Don't you dare

Mensaje  Rebecca Smith el Dom Oct 14, 2012 2:21 am

Jessica pensó que Frank tenía suerte que fuera tan familiar con su cuerpo o seguramente lo habría matado al despertarse de golpe por las pesadillas.

Sabía que Miller estaba fuera del mapa haciendo algo que le importaba bastante poco y por eso Frank había decidido venir a visitarla a Nueva York. Suspiró acurrucándose en los brazos de Frank. Antes aquello era al revés, antes Frank iba a visitar a Jeremy porque sin ella se aburría, ahora era a ella a la que venia a visitar porque no tenía nada mejor que hacer. Pero, de todas formas, le hacia feliz que Frank viniera a verla, cada segundo que pasaba con el asesino era valioso para ella.
Pero aquel día habría preferido que Frank estuviera acostándose con su novio en San Francisco que no allí con ella, no con Erika de nuevo en el campo de batalla y a la vez desaparecida de nuevo. Las pesadillas de todo lo que pasó por culpa de Erika aun la atormentaban, y después de jurarle que se vengaría de ella y de lo que le había hecho a Tyler estaba asustada.
Frank la miró con curiosidad pero ella se limitó a clavar la mirada en la pantalla, donde la nueva princesa de Disney trataba de escapar de un gigantesco oso. Y aquello le recordó demasiado a aquella noche cuando Erika los traicionó y se levantó.

-Voy a hacer café. –Le murmuró, comprobando que su teléfono siguiera en su bolsillo. En esos días no se separaba de él, a la espera de una llamada de Tyler o de cualquier otro de la pandilla.
Pero quien finalmente llamó fue la última persona que quería que llamara.
-Erika… -La saludo cuando su móvil empezó a sonar.
-¡Jessie-Jess! ¿Cómo estas pequeñaja? –Le saludó con su voz llena de energía, esa que usaba para esconder la puta que realmente era.
-¿Qué quieres? –Le preguntó con voz dura, casi pudo verla sonreír satisfecha al otro lado de la línea.
-Solo saber como te van las cosas, aunque con un chico como el tuyo deben ir geniales. Aunque sigo sin decidirme si tirarse a un poli es una genialidad o un suicidio… claro que tú sabes mucho de eso, ¿no, Jessie-Jess? –Se escuchó un timbre y Jessica se tensó. –Bueno, te dejo, el poli sexy está a punto de abrirme la puerta. ¡Ya nos veremos! –Se despidió mientras escuchaba la voz de James de fondo, preguntándole quien era.

Abandonó el café y corrió a coger sus cosas.
-¡Tengo que irme Frank! ¡Un trabajo! ¡Quédate en casa! –Le ordenó mientras se cambiaba de ropa. –Volveré pronto. –Se despidió de Frank mientras salía como una bala de su apartamento.

Su coche estaba en el taller en ese momento y había decidido comprarse una moto, que para moverse por la cuidad era mucho más cómoda y rápida y en poco rato llegó al apartamento de James.
Esperaba no haber llegado muy tarde, con un poco de suerte su novio se habría resistido dándole tiempo a llegar y tuvo que hacer un gran esfuerzo por no tirar la puerta abajo y abrir con las llaves.
-¿James? –Preguntó, el apartamento estaba intacto, pero hasta que no encontrara a su novio no se calmaría.
avatar
Rebecca Smith
Mercenarios
Mercenarios

Mensajes : 450
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  James Kant el Dom Oct 14, 2012 2:43 am

Arya, para variar, notó la presencia de Jess primero que él, corriendo a recibirla desde que se abrieron las puertas del ascensor. James había estado paseando a la perrita, como todas las tardes cuando llegaba del trabajo, antes de regresar a hacer la cena para ambos y dejar que transcurriera la noche mientras esperaban a su novia, como ya era rutina. Le extrañó que la chica hubiera dejado la puerta del departamento abierta, pero la cerró tras él, mirándola confundido por un instante antes de que ella corriera a abrazarlo. - Oye, ¿estás bien? ¿Pasa algo? - Le preguntó devolviéndole el abrazo, mientras Arya ladraba reclamando su atención. Algo no estaba bien, algo estaba muuuy mal, y lo supo sólo con ver a su novia a los ojos.

Jess estaba más que tensa, estaba ¿asustada?, y si bien él la había visto frágil y en sus momentos más bajos, no recordaba haberla visto así, como si le hubieran dicho que alguien querido acababa de morir. Sabía que tenía días a la defensiva, desde que había tenido una visión en la que se había despertado llorando y James tuvo que abrazarla hasta el amanecer para lograr tranquilizarla, y luego con la llamada del tal Tyler, pero ella aún no había querido contarle nada, por más que había insistido. ¿Tendría algo que ver? - Jess, estoy aquí... ¿qué pasa?
avatar
James Kant
Policías y agentes
Policías y agentes

Mensajes : 322
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  Frank Canton el Dom Oct 14, 2012 3:23 am

Frank soltó un bufido, dejándose caer en el sofá del departamento de su socia; aparentemente había hecho todo aquel viaje sólo para seguir aburriéndose. Seguía castigado, por así decirlo, y a excepción del incidente con Azkeel, había sido un niño modelo todo ese tiempo en San Francisco. Sin embargo, Jeremy había empezado en la universidad y se acercaban sus primeros parciales y estaba rayando en la histeria con sus niveles de estudio, y por la salud mental de ambos, Frank se había despedido con un "¡Nos vemos el lunes!" y le había dejado el penthouse para que estudiara mientras él tomaba el primer vuelo hasta Nueva York. Después de todo, aún tenía la llave del departamento de su socia para casos así y no iba a hacer nada malo. Unas cuantas horas después, el asesino se encontraba sorprendiendo a la chica, despertándola luego de que se quedara dormida en su sofá viendo una película de Disney, y no pudo dejar de sonreír por ese pequeño detalle.

- Yo también me alegro de verte, amorcito. - La saludó como siempre, mientras ella se acurrucaba contra él, teniendo cuidado con las heridas que aún no habían terminado de sanar. Sólo le bastó ese breve contacto para saber que su socia estaba asustada por algo, y algo grave, pero antes de que pudiera preguntarle algo, ella se excusaba para preparar café, y eso era algo que el asesino jamás podría rechazar. Apenas acababa de servirles el café a ambos cuando recibió una llamada, y con sólo escuchar el nombre de Erika, pudo hacerse una idea de qué era lo que la tenía tan mal. Frank conocía la historia de la pandilla en Chicago, de cómo Pesterson se había enredado con una psicótica que los había engañado a todos y que casi había logrado matarlos, y que había lastimado a Jessica más que nadie (aunque tristemente él y la psicópata podrían pelearse ese título ahora), así que si esa mujer estaba de vuelta...

Sin embargo, Eris no le dio tiempo de ofrecerle su ayuda ni nada parecido, dejándolo en el departamento, atado a su palabra de no salir a buscar problemas. La película acababa de terminar cuando escuchó ruido en la puerta, y la abrió tras asomarse en la mirilla y constatar que era su socia.

- Perdí las estúpidas llaves y no las puedo encontrar. - Protestó la chica, y Frank la observó por un instante. Esa no era Jess. Podía ser idéntica y tener su voz y su postura, pero había fallado en los detalles. No podía imitar el brillo en los ojos de la vidente cuando se encontraba con su socio y ni por accidente podía copiar la 'frecuencia' de sus poderes, a la que Nega ya estaba tan acostumbrado a anular de a ratos... Mirrow. Así que esa era la famosa Erika en acción. Le seguiría el juego por un rato, porque si estaba buscando lastimar a Jessica, había elegido a la víctima incorrecta. No podía estar sola, y una mirada disimulada por la ventana le confirmó el chico que habían hombres tomando las posiciones estándar para un secuestro. Esos tipos eran del tipo de gente que las Sombras usaban en las prácticas.

- Qué afortunada eres de tenerme aquí, lindura. - La dejó pasar, y entornó lo ojos, regresando al sofá y siguiendo su papel de manso corderito que no sabía lo que pasaba. El siguiente paso era que los "secuestradores" entraran por la ventana y lo neutralizaran para el gran final, la mente maestra revelando su verdadera identidad. Erika no lo dejó mal. Al menos cinco metas bien armados entraron al departamento, y Frank se contuvo de anular sus poderes y matarlos a todo al momento sólo porque en verdad quería escuchar el plan de aquella psicótica, pero no por ello dejó de oponer resistencia, aún cuando su resistencia murió en verdad cuando uno de esos tipos terminó de romper una de las costillas que se había lesionado en el incidente en S.T.A.R.

Bambi lo mataría por eso.

Se había sentido bien usar sus poderes por primera vez en todo ese tiempo, pudriéndoles parte de la piel a aquellos tipos, pero se había dejado capturar y ellos lo habían aprovechado, y solamente cuando ya estuvo lo suficientemente golpeado y fuera de combate fue que Erika se acercó hacia él con su verdadera apariencia (o al menos no la de Jessica). Rubia, alta, psicótica, no era el tipo de Frank.

- Diría que... un placer conocerte, Mirrow... pero no miento. - Sonrió a pesar de la sangre que le manchaba el rostro, y la rubia hizo una mueca de disgusto antes de sonreír, a su manera.

- Así que tú eres el famoso Nega, el graaaan amor de Jessie-Jess. - De acuerdo, estaba enterada, o parcialmente al menos, porque si fuera un poco más inteligente habría sabido que él era la última persona con la que quería meterse. - Ella me quitó lo que más quería, así que voy a devolverle el favor.

- ¿Y estabas... así de loca... antes o después de... Tyler? - Le habría gustado decir que cualquier cosa había valido la pena por la expresión furiosa en el rostro de Erika, pero aquel golpe en la nuca que lo dejó inconsciente no lo valía.
avatar
Frank Canton
Mercenarios
Mercenarios

Mensajes : 468
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : San Francisco

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  Rebecca Smith el Dom Oct 14, 2012 3:40 am

En cuanto vio a James se abalanzó sobre sus brazos.
-Estas bien… estas bien… -Murmuró abrazándolo con fuerza, temiendo separarse de él. –Pero… pero Erika… la visión tu… tu… -Entonces todo cuadro en su mente y no puedo evitar querer pegarse un puñetazo a si misma por haber caído en su trampa. –No… no… nononononono. –Se separó de James con expresión horrorizada y corrió hacia la puerta, bajando las escaleras tan rápido como pudo.

¿Cómo podía haber caído en la trampa? ¿Cómo había sido tan idiota? Escuchaba a James correr tras ella, pero solo se detuvo para darle tiempo a subir a la moto con ella. No iba a cometer el error de dejarlo solo, aunque quizás era lo que Erika quería, tenerlos a todos juntos, pero tenía que rescatar a Frank.
Ignoró cualquier grito de James mientras recorría las calles a toda velocidad, temblaba un poco, lo que casi consiguió que tuvieran un accidente, pero necesitaba llegar hasta el apartamento. Una vez llegaron, y aun ignorando a James subió como una bala por las escaleras hasta su piso. La puerta estaba abierta y notó como sus ojos se llenaban de lágrimas.

-¿Frank? ¡Frank! ¡Frank! ¡FRANK! –Había claras señales de que en su salón acaba de haber una pelea, los muebles tirados y algunas marcas de sangre en el suelo, pero aun así recorrió todas las estancias de su piso en busca de su socio. Y seguramente lo único que evitó que tuviera un ataque de ansiedad era la necesidad de encontrar a Frank.
¿Cómo podía haber confundido a Frank y James en su visión? ¿Cómo?
Pateó un cojín con furia antes de sacar sus mapas de Nueva York y comenzar a pasear sus manos por ellos en busca del paradero de Frank. Normalmente habría necesitado tiempo o algo que perteneciera a esa persona, pero los gemelos Canton eran la gran excepción y en pocos segundos podía encontrar a cualquiera de los dos.

-Se… se han llevado a Frank… y ha sido por mi culpa… pensaba que iban a por ti y lo he dejado solo… ¿Cómo? Joder… ¿Cómo he caído en la trampa? Tengo que encontrarlo. –Le explicó a James con brevedad. No había tiempo para ponerse a explicarle la historia de Erika, ahora todo lo que importaba era salvar a Frank.
avatar
Rebecca Smith
Mercenarios
Mercenarios

Mensajes : 450
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  James Kant el Dom Oct 14, 2012 12:10 pm

- ¿Quién? Jess... - Porque siempre le habían mencionado ciertos nombres, como el tal Pesterson, pero jamás a nadie llamada Erika, y la expresión horrorizada en el rostro de su novia le dio un muy mal presentimiento. Jess salió corriendo por las escaleras, y James sólo tuvo tiempo de dejar a Arya dentro del departamento y tomar una chaqueta antes de salir tras ella. Fuese lo que fuese, no podía dejarla sola... Y tenía ese presentimiento extraño, pero si la chica no había mencionado a Frankie, era porque su hermano estaba bien, sano y salvo en San Francisco, vigilado por el chico Miller; eso del sentido gemelo sólo era un mito urbano, ¿cierto?

Estuvieron a punto de tener un accidente mientras iban desde Queens hasta el departamento de Jessica cerca de Broadway por la forma en que la chica iba conduciendo la moto. Cualquier policía de tránsito habría tenido que detenerlos en el acto, pero afortunadamente no encontraron ninguno y lograron esquivar a tiempo el camión con el que estuvieron a punto de chocar. - ¿¡Qué está pasando!? - Preguntó a gritos, cubierto con el casco, pero ella lo ignoró durante todo el camino.

Jess salió corriendo nuevamente en cuanto detuvieron la moto, y una vez más tuvo que salir tras ella, deteniéndose en seco al ver lo que había pasado en el departamento. Algo le había pasado a Frankie, y lo gritos de su novia llamando a su hermano sólo le confirmaron su mal presentimiento. La chica revisaba su departamento mientras James inspeccionaba la evidencia, notando la sangre en el piso, las señales de lucha, la marcas que había dejado su hermanito... El chico había tenido que ver dos escenas de crimen en las que Frankie había estado involucrado, y no se parecían en nada a esa. No le divertía admitirlo, pero su gemelo sabía lo que hacía cuando tenía que atacar a alguien, y todo aquello... James tuvo que pasarse una mano por el cabello, era casi como si su idiota hermano hubiera querido dejarse capturar, y si había sido así, el tabique no era lo único que iba a partirle cuando se vieran.

Jessica había sacado unos mapas, concentrándose y pasando sus manos por ellos mientras le explicaba atropelladamente la situación. Tomó a la chica por los hombros y la obligó a mirarlo a los ojos. - Respira. - Ella tenía que estar tranquila si pretendían encontrar a aquel idiota. Porque lo encontrarían. La tal Erika, fuese quien fuese, había cometido un terrible error de juicio: tú no te metías con uno de los gemelos Canton sin esperar que el otro fuera tras de ti. Y James podría ser un simple policía, sin poderes ni nada a su favor, pero estaba dispuesto a ir al mismo infierno si con eso protegía a su hermanito. - Vamos a encontrar a ese idiota, ¿de acuerdo? - Y si su voz estaba tranquila, él no lo estaba.
avatar
James Kant
Policías y agentes
Policías y agentes

Mensajes : 322
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  Rebecca Smith el Dom Oct 14, 2012 2:06 pm

Asintió e intentó relajarse. ¡Llevaba un mes con técnicas de relajación, aquello tenía que ser pan comido! Pero la simple idea de que Frank estaba en manos de Erika por su culpa le daba ganas de llorar, pero se tragó sus lágrimas y comenzó a relajarse, respirando hondamente.
Finalmente le dio su teléfono. –Llama a Tyler, dile que Erika esta en Nueva York y que tiene a Nega. Que vamos a por ella, que se lo diga a todos y que intenten llegar lo antes posible. Esa puta no se nos va a volver a escapar. –Dijo volviendo a girarse hacía los mapas. Pensó en Frank, en como la hacía sentir, en sus besos, en sus caricias, en su expresión somnolienta por las mañanas, en su sonrisa triunfal después de un buen trabajo y a los cinco segundos supo donde debían ir.
Era la zona por donde estaba The Warehouse, conocía el terreno.

Caminó hasta su “almacén”. Era una habitación grande, donde solo guardaba sus armas y otras cosas del trabajo (ordenadores, móviles, documentos…) además de una caja, encerrada en un armario con todas las cosas que le recordaban a Frank. Comenzó a sacar su mejor armamento, pistolas, bombas, una ballesta y por supuesto sus cuchillos. A esa puta no le iba a dar una muerte rápida.
Se giró hacía James.
-Supongo que querrás venir conmigo… -Suspiró y señaló la sala. –Coge lo que más te guste. Va a ser una noche dura.

Volvió a su habitación y volvió a cambiarse de ropa. Aquella era su ropa de trabajo. Camiseta negra, chaqueta y mallas negras con todo tipo de ganchos para colocar sus armas y las botas que le permitían escalar y correr con facilidad, también sus guantes y se recogió el pelo en una trenza.
Una vez lista fue a buscar a James de nuevo. –Vamos, hay que encontrar a tu hermano.
avatar
Rebecca Smith
Mercenarios
Mercenarios

Mensajes : 450
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  James Kant el Dom Oct 14, 2012 3:12 pm

Tomó el teléfono, tal como Jess le había indicado, y tuvo la conversación más incómoda con una persona que aún no conocía. Afortunadamente para él, Tyler lo dejó hablar y cortó con un rápido "Estamos en camino", al tiempo que la chica se despegaba de los mapas, con una expresión decidida en el rostro y se dirigía hacia la única habitación de su departamento que James aún no conocía. Una armería, ¿por qué no le extrañaba?

Jess lo había dejado solo en aquella habitación y James se quedó pensando, mirando a aquel pequeño arsenal. ¿En verdad iba a lanzarse en una misión de rescate entre criminales? ¿En verdad iba a volver a esa vida de la que se había apartado? ¿Todo por un idiota que se merecía la mitad de las cosas que le pasaban?...

Sí, porque ese idiota no se merecía la otra mitad de las cosas que le pasaban, y porque era su hermano menor y ya le había fallado más que suficiente. Y Frankie no sólo era su hermanito, era su gemelo, en una época muy remota y a nivel celular, una vez fueron la misma cosa, eso era algo que ninguno de los dos podía ignorar. Además, nadie se metía con un Canton y salía tan campante, y si serle fiel al único miembro de su familia que alguna vez le había importado iba en contra de todo lo que había estado construyendo hasta entonces, sería mejor que dejara su placa de policía en ese lugar.

Jess regresó con él ya lista para su misión, vestida completamente de negro y armada casi hasta el cabello. Y aún así se veía hermosa, a su manera. James terminó de colocar las municiones en un revólver, guardándolo en su espalda. Podría no ser un asesino profesional como su hermano, pero era un Canton y estuvo a punto de ser la cabeza de la familia, sus manos no estaban del todo limpias. - Tú dime a dónde.
avatar
James Kant
Policías y agentes
Policías y agentes

Mensajes : 322
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  Rebecca Smith el Dom Oct 14, 2012 3:38 pm

Seguramente si no estuviera tan preocupada por Frank se habría tomado unos instantes para apreciar la situación y disfrutarla. Le gustaba ir a una misión con alguien a quien quería, era divertido, en especial que esa persona fuera nada más y nada menos que James, un policía yendo al rescate de un criminal.
Claro que la situación desde su punto de vista no tenia nada de divertido.

Aparcó la moto lejos del almacén donde estaba Frank. Era demasiado ruidosa, y ella no tenía una fuerza fuera de lo común o un poder agresivo, así que lo mejor que podía hacer era ser sigilosa. Era ágil, flexible, rápida y ligera y saltaba de edificio en edificio y se colgaba de cables y farolas como si hubiera nacido sabiendo hacerlo, pero en ese momento James la seguí y la hacía avanzar demasiado despacio a su gusto, pero no podía entrar ahí sola, necesitaba que alguien cuidara de Frankie mientras ella se ocupaba de Erika.
Una vez llegaron al almacén entraron con sumo cuidado, aunque en ese momento empezaron a encontrarse con hombre de Erika, los cuales acababan muertos a su paso. No sabía que estaría pensando Frank en ese momento, al verla cortarles las gargantas a esos hombres sin mutar de expresión, pero eso no era importante, lo importante era llegar hasta Frank, quien estaba inconsciente en una silla, con solo un par de guardias. Frunció el ceño y de un salto cayó a su lado matando a los dos guardias en cuestión de segundos, pero ganándose que una bala le rozara el brazo, ganándose un corte y una quemadura.

-¡Ugh! –Gruñó mirándose la herida antes de despertar a Frank, pero en cuanto lo hizo le puso un cuchillo en la yugular. –Dime algo que solo Frank Canton pueda saber. –Exigió saber con seriedad notando como James llegaba a su lado.
avatar
Rebecca Smith
Mercenarios
Mercenarios

Mensajes : 450
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  Frank Canton el Dom Oct 14, 2012 4:15 pm

Última vez que se dejaba secuestrar. Ese golpe en la nuca le había dolido y ahora que estaba logrando despertar, sabía que tendría una migraña terrible e incurable por unos cuantos días, y eso sin pensar en todo lo que le gritaría Bambi. Nunca más jugaría a ser la víctima, además, eso de ser la damisela en apuros... Recuperaba la conciencia de a ratos, pero nunca por el tiempo suficiente para liberarse, así que tuvo que pestañear varias veces cuando alguien más estaba despertándolo. Jess y... ¿Jimmy? No tuvo oportunidad de sorprenderse por la presencia de su gemelo ahí porque la chica había colocado un cuchillo en su garganta y lo miraba con absoluta seriedad. Procedimiento de rutina cuando ibas contra una psicótica que tenía los poderes de un ditto.

– Dime algo que solo Frank Canton pueda saber. - Una pregunta de sentido común, y Frank alternó la mirada entre su socia y su hermano, verificando que fueran ellos.

- Saint Margaret... muñeca... - Tal vez serviría ser un poco más coherente, pero la costilla rota le estaba causando dificultades para respirar. - Primera película que vimos... Peter Pan.
avatar
Frank Canton
Mercenarios
Mercenarios

Mensajes : 468
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : San Francisco

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  James Kant el Dom Oct 14, 2012 11:56 pm

Terminaron llegando a un almacén cerca del río, con más actividad a su alrededor de la que le habría gustado, pero Jessica se movía como pez en el agua, casi como el personaje de un videojuego, mientras él tenía que seguirla a pie y mucho más lento. Gran forma de sentirse un inútil. Entraron al supuesto depósito abandonado tan cuidadosamente como se pudo, aunque el sigilo no les sirvió de mucho cuando unos hombres salieron a atacarlos; James lograba defenderse bien con el revólver que había llevado, hiriéndolos sin matarlos, pero su novia no tenía tales contemplaciones y eso era un duro recordatorio de lo diferente que ambos veían la vida.

Terminaron encontrando a Frankie vigilado sólo por dos guardias, y él no logró detener a Jess antes de que saltara al rescate, ganándose la quemadura de un balazo en el brazo luego de encargarse del par de tipos que los separaban de su hermano, o de su supuesto hermano. La chica se encargó de despertarlo e interrogarlo, y no sabía qué tan satifactoria sería esa respuesta para Jess, pero él necesitaba confirmar que era el idiota de su gemelo y que no había llegado demasiado tarde, de nuevo. Lo apuntó con el arma, y el chico se volteó a verlo.

- Íbamos a escapar... cartas de Hogwarts. - James bajó el arma inmediatamente. Eso era algo que nadie, absolutamente nadie en el mundo sabía además de los gemelos Canton. Iban a escapar de casa, de una vez y para siempre, Frankie de alguna forma había ideado un buen plan y James había reunido el dinero para ejecutarlo, e irían a Hogwarts. Era una tontería, por supuesto, pero tenían once años y sólo querían escapar e irse al otro lado del Atlántico a buscar un castillo mágico era la mejor de las ideas, pero aquel plan murió porque Frankie simplemente desapareció unas pocas semanas después del cumpleaños de ambos.

- Eres un idiota. - Gruñó y se apresuró a desatarlo, ayudándolo a ponerse de pie, notando cómo se sujetaba el costado. Jessie se encargaba de guiar el camino, mirándolos a ambos con preocupación. - Vámonos de aquí... ¿Jess?
avatar
James Kant
Policías y agentes
Policías y agentes

Mensajes : 322
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  Rebecca Smith el Lun Oct 15, 2012 12:18 am

Suspiró y le mostró su cuchillo. Era un regalo que él mismo le había hecho, con la palabra “amorcito” escrita en la hoja. Él solo lo había hecho para molestarla, y lo había logrado pero con el tiempo se había convertido en su daga favorita. Ella también tenía que mostrarle que era ella y aquella daga era única en el mundo.
-Vámonos… -Ayudó a James a desatarlo y se aguantó las lágrimas y las ganas de abrazarlo, ya lo haría cuando llegasen a casa y estuvieran a salvo.

Los guío por el almacén sin bajar la guardia. ¿Dónde estaban todos?
La visión llegó a tiempo a darle un empujón a los gemelos para protegerlos de la lluvia de balas mientras ella salía en dirección contraria, esquivando como podía las balas hasta finalmente ponerse a salvo.
Les hizo unas cuantas señas que Frank enseguida comprendió. Debían salir de allí dentro, aun fuera separados, y después de un movimiento con la cabeza comenzó a correr. Pudo ver unas cuantas ventanas abiertas y corrió hacia ellas, pero un golpe en el estomago con una barra de hierro le frenó el paso, haciéndole caer al suelo sin aire, después otro en la cabeza y todo se volvió negro.
Despertó sin armas y con Erika encima de ella. Notaba como su cuerpo ardía y bajó la mirada, encontrándose con que la mayor parte de su cuerpo estaba cubierto por cortes. Erika sonreía como una loca.

-Hola Jessie-Jess, cuanto tiempo, como has crecido… Eso si… las malas costumbres siguen ahí… -Dijo con una sonrisa psicópata a la vez que le hacía otro corte sobre el pecho. –Pero tranquila pequeñaja… Voy a terminar lo que tu siempre has intentado… -Murmuró poniéndole la daga en la muñeca y haciéndole un corte profundo.
Jessica gritó mientras notaba como la sangre comenzaba a salir del corte, horrorizada.
avatar
Rebecca Smith
Mercenarios
Mercenarios

Mensajes : 450
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  Frank Canton el Lun Oct 15, 2012 5:59 am

No necesitó el cuchillo para saber que esa Jessica era su Jessica, o que el idiota frente a él era su gemelo, pero había sido agradable saber que ella aún conservaba el arma. Esa era otra de las cosas que tenían en común, una cierta predilección por las armas blancas y de corto alcance, simplemente diferían en las técnicas que utilizaban. De todos modos no tenía tiempo para ponerse a apreciar sus estilos a la hora de matar, no cuando tenían que escapar de aquel lugar antes que la fotocopiadora fuera de control de Mirrow decidiera lanzar alguna clase de ataque desesperado; Frank aún podía pelear, pero encargarse de sí mismo, aquel par de tontos y cumplir su promesa de no sobre-excederse al mismo tiempo sería difícil. Lo mejor que podían hacer era una retirada estratégica, ponerle la costilla rota de nuevo en su lugar y planear un buen contraataque, pero para variar el destino no los trataría tan bien.

Jessica lo empujó lejos, haciéndolo caer junto a su hermano un segundo antes de que empezara la lluvia de balas y permitiéndoles cubrirse a tiempo. Separarse no era el mejor plan de acción, pero ya lo habían hecho y tendrían que trabajar así por un rato a menos que quisieran quedarse como colador atravesando los disparos, y su socia y él no tuvieron que hacer más que compartir unas cuantas señas. Eran buenos trabajando juntos, eso siempre se mantendría.

- Vámonos.

- Jess.

- Nos reuniremos... afuera. - El empujón lo había hecho caer de costado y esa maldita costilla dolía más de lo que debía. - Ahora muévete y... ayúdame.

Jimmy los dirigía a través del depósito, con el arma afuera, dejando fuera de combate (pero no muertos) a los tipos que lograban encontrarse, pero era como si su atención estuviera en otra parte y ellos dos ya no tuvieran importancia. Eso no era bueno, y ambos gemelos lo sabían, pero primero tenían que salir de allí. Debía ser alrededor de medianoche cuando Frank abrió su propio camino a través de una de las paredes del almacén, respirando el frío aire de la libertad tanto como su costilla se lo permitía. Cinco minutos. Luego diez. Jessica seguía sin aparecer, y el mayor de los hermanos dijo lo que ambos estaban pensando.

- Tenemos que volver por ella.
avatar
Frank Canton
Mercenarios
Mercenarios

Mensajes : 468
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : San Francisco

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  James Kant el Lun Oct 15, 2012 3:14 pm

- Tenemos que volver por ella.

Frankie podría ser el estratega entre los dos, pero James había sabido desde el momento que se separaron que eso había sido una mala idea. Habían entrado juntos, tenían que salir juntos, y en especial, tenían que salir con Jess. Su hermano sólo había sido la carnada, aquella loca iba por su novia y el par de idiotas habían decidido separarse, y peor aún, dejar a Jess sola. Habían esperado diez minutos afuera, no esperarían un minuto más.

- Que conste en acta que... intenté cumplir mi promesa... - Dijo su hermano, rodando los ojos y respirando profundamente. Seguía sujetándose el costado, aunque no había rastro evidente de sangre, por lo que debía tratarse de una heria interna y tenía que reconocerle que siguiera de pie a pesar de ello. ¿Qué tan mala había sido la clase de vida por la que había pasado su gemelo que trataba aquello con la misma importancia con la que el resto del mundo trataría un resfriado?

Regresaron por el mismo camino que habían hecho para escapar, tomando las armas de un par de los tipos que James se había encargado de neutralizar, y con cada paso era más evidente que el grupo principal de aquellos hombres estaba con su jefa, probablemente haciéndole daño a Jess, y sólo pensarlo hacía que le hirviera la sangre. Quedaba sólo una puerta por revisar y estaba fuertemente protegida, pero luego de que el mayor de los gemelos pusiera una bala en la arteria femoral de cada uno de los guardias (lo que haría que se quedaran quietecitos, a menos que quisieran morir desangrados en treinta segundos) y tomara sus armas, esa puerta fue pan comido para el menor de los Canton, quien estaba lo suficientemente molesto para hacer que una puerta de metal reforzado se oxidara y se descompusiera en cuestión de segundos como una galleta sumergida en leche.

- ¡Cariño, ya llegué! - Gritó Frank, sin el menor rastro de humor en su rostro, mientras su hermano le pasaba un arma.

- Ve por Jess. - Ordenó James, con absoluta seriedad, si acaso dos segundos antes que el resto de los hombres de Erika reaccionaran y empezaran a dispararles. - Estos son míos. -Frankie no le discutió, asintiendo y poniéndose en movimiento tan rápida y ágilmente como podía mientras su hermano mayor le cuidaba la espalda.

Y fue ahí cuando escucharon los gritos de Jessica.
avatar
James Kant
Policías y agentes
Policías y agentes

Mensajes : 322
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  Rebecca Smith el Lun Oct 15, 2012 3:43 pm

Sentía como gran parte de su cuerpo estaba bañado en sangre, Erika seguía provocándole más cortes, pero ella no podía casi moverse o se arriesgaría a desangrarse. Mientras tanto Erika seguía sobre ella golpeándola y haciéndole más cortes.
Las lagrimas caían por sus mejillas, impotente.

No podía luchar, no tenía ninguna probabilidad de salir viva de esa, no necesitaba sus poderes para darse cuenta de eso.
-Pobre Jessie-Jess… nadie te quiere, ¿verdad? Mira estos dos gemelitos… mira como pagan tu amor… Abandonándote… Aunque… Frankie ya lo había hecho, ¿verdad? –Sonrió agachándose para susurrarle al oído mientras tomaba la apariencia de Frank.- El hombre de tu vida… la persona por la que darías tu vida sin dudarlo un segundo… te abandona por un tío… -Se río a carcajadas, separándose de ella para darle un puñetazo en el estomago lleno de heridas. –Era él ¿no? El de tu pequeña profecía del final feliz. ¿De verdad que fuiste tan estúpida para creer que alguien querría tener hijos contigo? ¿Te has visto? –Se levantó y le dio una patada en las costillas. –La loca de Jess. Nadie en tu vida te va a querer. Na-die. ¿Qué tienes tú que valga la pena? –Y aun sabiendo que todo era un espejismo dolía, dolía escuchar a Frank decirle esas cosas, dolía notar como su vida se deslizaba lentamente de ella junto a la sangre, creando charquitos a su alrededor.

Era como el día en que todo sucedió y ella solo podía hacer lo mismo, llamar a Frank y suplicar que la salvara.
avatar
Rebecca Smith
Mercenarios
Mercenarios

Mensajes : 450
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  Frank Canton el Lun Oct 15, 2012 3:56 pm

Jessica lo estaba llamando, desesperada, tal como aquella noche en Nueva York cuando la atacaron, y Frank olvidó cualquier precaución que debiera tener por sus propias heridas, subiendo los escalones de tres en tres, sintiendo a su hermano acercarse tras él y manteniéndole el camino despejado. Le tomó una fracción de segundo anular los poderes de Erika, devolviéndola a su apariencia regular con un grito de sorpresa.

- Ya tengo suficiente con compartir esta cara bonita con un idiota, Mirrow. No le luce a una puta como tú. - Dijo con absoluta seriedad, mirando la escena ante él. Jessica... Jess estaba llena de cortes, casi como una víctima del loco de Zsasz en Gotham, llorando... sangrando. Su socia se había esforzado en cumplir con su parte de la promesa que le había hecho, estaba más sana, más tranquila, no había vuelto a cortarse, y Erika había arruinado todo eso en cuestión de minutos y si esa psicópata pensaba que saldría con vida de ahí estaba muy equivocada. - Y ese cuchillo fue un regalo.
avatar
Frank Canton
Mercenarios
Mercenarios

Mensajes : 468
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : San Francisco

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  James Kant el Lun Oct 15, 2012 11:20 pm

James observó a su hermano subir los escalones mientras él se encargaba de los tipos que estaban disparándoles. Ni siquiera le importaba que Jessica estuviera llamando específicamente a Frankie, lo único que le importaba era que pudieran llegar pronto con ella, porque el tono de desesperación en sus gritos era suficiente para volverlo loco y hacerlo olvidar cualquier cosa buena o cualquier límite de su consciencia y empezar a vengarse de todos y cada uno de los que había lastimado a su novia. Escuchó a su gemelo decir algo mientras él aún estaba en los escalones y cuando llegó al nivel donde estaban todos, ya Frank estaba peleando con una rubia de expresión enloquecida. Erika.

El policía corrió hacia donde estaba Jess, aún tendida en el piso, rodeada por un charco de sangre e intentando alejarse tanto como podía de la pelea. Apenas vio los cortes en su piel, su estómago hizo un giro desagradable, pero se apresuró en reunirse con ella, cubriéndola con su chaqueta mientras la chica intentaba decirle algo entre lágrimas, y él sólo podía sujetarla entre sus brazos y repetirle que todo estaría bien.

- ¿Creías que íbamos a dejarte sola? ¿Después qué iba a decirle a Arya? - Se forzó a sonreír para ella, rasgando las mangas de su camiseta para improvisar algunas vendas para los cortes en sus muñecas. Aquel intento de Barbie Psicópata no iba a quitarle a la mujer que amaba.
avatar
James Kant
Policías y agentes
Policías y agentes

Mensajes : 322
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  Rebecca Smith el Mar Oct 16, 2012 10:46 am

Cuando Frank entró Jessica apenas podía mantenerse consiente pero con algo de esfuerzo se arrastró lejos de Frank y Erika. –Frank… Frank… -Quería advertirle que tuviera cuidado, que estaba herido y le había prometido no meterse en esas cosas, ella había cumplido su promesa, el tenia que hacer lo mismo, Erika podía matarlo, no tendría contemplaciones antes de hacerlo, era peligrosa…

Pero su balbuceo acabó cuando notó que alguien la cogía, se giró aterrada y rompió a llorar de nuevo en cuanto se dio cuenta de que era James. Siguió balbuceando unas cuantas cosas más, pero no creyó que James la entendiera, prácticamente ni se entendía a si misma, quería decir demasiadas cosas a la vez para conseguir algún tipo de comentario concreto. Así que solo balbuceaba contra el pecho de James, dejando que le vendara las muñecas.

-James… James… Frank… yo… yo estoy… bien…. ayuda…. ayúdalo… -Murmuró de forma débil, dejando que James la apartara de la batalla. Apenas podía mantenerse de pie y escuchaba ruido y gritos de Frank y Erika, pero sin saber quien llevaba ventaja de los dos (Aunque Jessica suplicaba porque fuera Frank). Tampoco acaba de entender que le decía James.
De lo único que estaba segura era de que su cuerpo estaba bañado en un líquido caliente y pegajoso y que tenia que sacar a James y Frank vivos de allí.
Esos dos idiotas eran su vida, y si estaba allí dentro era por su culpa, no iba a dejar que nadie los tocara.
avatar
Rebecca Smith
Mercenarios
Mercenarios

Mensajes : 450
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  Frank Canton el Mar Oct 16, 2012 11:12 am

Frank ya se encontraba peleando con la rubia con complejo de Ditto cuando notó cómo su hermano tomaba a Jessica entre sus brazos. Bien. Si su socia ya estaba a salvo, no tenía por qué seguir jugando a ganar tiempo. Hasta ese momento había estado esquivando sus estoques con el cuchillo, concentrándose precisamente en romper su concentración, porque si Erika creía jugar sucio, se había encontrado con la horma de sus zapatos. Nega podría estar herido, y el dolor en el costado se encargaba de recordárselo, pero eso no significaba que estuviera derrotado o que no sabía cómo moverse en una pelea en ese estado.

- ¡Llévatela! - Le gritó a Jimmy sin poder prestarles mucha atención, mientras se torcía hacia un lado para evitar el cuchillo en su hombro, sujetando el brazo de Erika en el aire por un instante y encargándose de pudrir tanta piel y músculo como le fuera posible.

- ¡Van a morir por tu culpa, Jessie-Jess! - Y Frank deseaba tener alguna forma de silenciar a aquella psicótica. La rubia estaba desesperada, sin opciones, y se notaba por la forma en que atacaba, sin importarle qué tan lastimada pudiera resultar. Nega necesitaba quitarle el cuchillo y acabar todo aquello de una buena vez antes de que siguieran soltándose los puntos de costura en su espalda y perdiera la ventaja que tenía por la rabia y el brote de adrenalina.

Bambi en verdad iba a matarlo.
avatar
Frank Canton
Mercenarios
Mercenarios

Mensajes : 468
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : San Francisco

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  James Kant el Mar Oct 16, 2012 1:48 pm

Jess le pedía entre balbuceos que ayudara a su hermano, pero en verdad no había gran cosa que pudiera hacer. Frankie parecía tener la situación bajo control, al menos bajo cierto control, y si él interfería sólo le complicaría todo; además, no podía dejar sola a Jessica. Su novia estaba débil y era casi un milagro que pudiera seguir de pie, y a duras penas estaba logrando cubrirle los cortes que más sangraban, ella lo necesitaba más que su hermano menor. Sin embargo, le preocupaba la pelea, porque si bien Frankie tenía la ventaja y aprovechaba hasta la más pequeña oportunidad para utilizar sus poderes, eso no cambiaba el hecho de que estaba herido y que la rubia se había vuelto loca, atacándolo sin que le importara nada.

James vio el cuchillo antes que su hermano pudiera notarlo, firmemente apuntando hacia su estómago. No. No iban a seguir lastimando a Frankie frente a sus ojos, no más. - ¡FRANK, ABAJO! - La bala se clavó en la mano de Erika, haciéndola soltar el cuchillo en el aire, aunque no antes de causarle un corte ligero a su hermano, quien había obedecido por reflejo, tal como cuando eran niños. Jess gritó algo que no logró entender, de hecho ya no estaba logrando entender demasiado, sólo que la tipa loca con la mano ensangrentada le había hecho daño a las dos personas que él había jurado proteger. SUFICIENTE.

- ¡Jimmy! - La voz de su hermano llamándolo logró traerlo de vuelta a la realidad. James tenía a Erika sujeta por el cuello, apretándole la tráquea con toda la fuerza de la que era capaz mientras la rubia se retorcía, intentando liberarse de su agarre aún cuando sus músculos cedían lentamente al efecto de los poderes de Frankie. Sabía que tanto él como Jess lo observaban.

- Nadie toca a mi familia. - Gruñó apretando los dientes antes de colocar el arma en la frente de Erika y apretar el gatillo sin ningún remordimiento. Aquellos dos eran lo único que tenía, lo único que en verdad le importaba, y si aquella psicópata había creído conocerlo por saber que era un policía, el error le había costado caro. El cadáver cayó al piso haciendo un ruido sordo, mirándolo con ojos vacíos, y a James debería haberle asustado lo poco que le importó haberle quitado la vida. Debería, pero no lo hacía, lo único importante ahí para él era que ya no había nadie que pudiera hacerle daño a Jess o a su hermanito.
avatar
James Kant
Policías y agentes
Policías y agentes

Mensajes : 322
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  Rebecca Smith el Mar Oct 16, 2012 3:43 pm

Jessica observó sin llegar a creérselo como James cogía a Erika por el cuello y comenzaba a ahogarla.
No era la primera vez que veía a alguien matar a otra persona con sus propias manos, pero había algo en el hecho que fuera James que la ponía nerviosa y se quedó observando la escena sin poder decir nada, solo Frank consiguió que su hermano reaccionara, y el disparo realmente la sorprendió, consiguiendo que diese un bote.

Observó el cadáver de Erika, la persona que le había arruinado gran parte de su vida sin sentir realmente nada, ella era una puta que se merecía lo que había pasado, pero quienes realmente le preocupaban eran ese par de gemelos.
Como pudo se acercó a James y cayó a su lado abrazándolo.
-Tenemos… tenemos que… salir de aquí… librarnos de ella… ir a casa… -Murmuró volviéndose a poner de pie con ayuda de los gemelos. Ella y Frank estaban bastante fuera de juego y debían llegar a su apartamento lo más rápido que pudieran para tratar sus heridas.
Miró a James y le acaricio la mejilla, tratando de decirle que todo iba a estar bien, pero en ese momento solo quería alejarse del cadáver ya descompuesto de Erika.
avatar
Rebecca Smith
Mercenarios
Mercenarios

Mensajes : 450
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  Frank Canton el Mar Oct 16, 2012 4:15 pm

- ¡FRANK, ABAJO!

Había escuchado el grito de su hermano, obedeciendo sin darse cuenta, un reflejo de muchos años atrás del que no había logrado librarse, pero el filo del cuchillo rozándole el estómago lo sacó de su ensimismamiento. ¿Qué esa bruja no se cansaba? No obstante, antes de que Nega tuviera que hacer algo, Jimmy había venido de quién sabía dónde, abalanzándose sobre Erika y tomándola por la garganta sin que tuviera oportunidad de liberarse. Frank tragó en seco. La rubia pataleaba y se revolvía, pero era cuestión de tiempo para que James terminara de cerrar su tráquea o los poderes del asesino culminaran su efecto sobre sus músculos. Mirrow estaba perdida por atreverse a subestimarlos.

- ¡Jimmy! - Lo llamó, porque si iba a hacer algo, tenía que hacerlo conscientemente, y ambos hermanos intercambiaron una mirada antes de que el mayor de los gemelos sacara el arma que había estado utilizando y disparara una bala que atravesó el cerebro de la Barbie Psicópata. Era una escena que los dos habían visto, así era como su padre se encargaba de los que intentaban lastimar a la familia, así que para ninguno era una gran impresión. Sin embargo, Frank no iba a quedarse quieto y esperar que aquella demente sacara un truco de debajo de la manga, acercándose al cadáver y concentrándose en descomponerlo tan pronto como fuera posible. El olor a podrido era inevitable.

- No te pre... preocupes por ella. - Porque al momento en que alguien la encontrara, aquella rubia no sería más que polvo maloliente. Los Canton no dejaban evidencias. Pero sí tenían que irse de aquel lugar, Jessica no estaba bien bajo ninguna perspectiva, él mismo era un caso urgente, y Jimmy... Jimmy iba a necesitar tiempo para calmarse. - Vámonos.
avatar
Frank Canton
Mercenarios
Mercenarios

Mensajes : 468
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : San Francisco

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  James Kant el Miér Oct 17, 2012 12:49 am

En verdad, James sólo reaccionó cuando Jess llegó junto a él, dejando caer el arma que tenía en la mano y abrazando a la chica que todavía se tambaleaba. Estaba bien, estaban bien, ella y Frankie, y eso era todo lo importante. - Vámonos. - Coincidió con su hermanito, y al diablo si Jess quería protestar por aquello, pero la cargó entre sus brazos mientras empezaban a caminar, Frankie apoyándose en él. No se atrevía a mirar atrás, a lo que había hecho con aquella chica rubia y su gemelo había terminado, pero ella se lo había buscado, ¿no? James no podía simplemente quedarse ahí y ver cómo aquella demente seguía lastimando a sus seres queridos. Si no hubiera actuado, Jess y Frankie podrían haber terminado muertos, aquello... aquello había sido en legítima defensa.

Tal vez lo que más le molestaba era saber que su padre habría alabado aquella ejecución, y James se había jurado no ser como aquel hombre.

Pero todo estaría bien, ¿verdad?

Frankie tomó una de las camionetas estacionadas en el almacén, probablemente la misma van negra que habrían utilizado para llevarlo a él hasta allá, y los tres se acomodaron en el asiento delantero, Jessica entre ambos hermanos. James necesitaba mantenerlos vigilados a ambos mientras manejaba de regreso a la ciudad, necesitaba estar seguro de que ninguno lo abandonaría, y aquel viaje hasta Queens se le hizo el más largo de toda su vida. Su novia se esforzaba en mantenerse consciente a pesar de la pérdida de sangre, y él simplemente la tomaba de la mano con fuerza para recordarle que estaba ahí y que no la dejaría sola. Su gemelo, por su parte, estaba haciendo lo que podía para no gritar de dolor cada vez que tomaban una curva y su costado golpeaba la puerta de la camioneta; el policía había sacrificado prudencia al volante por velocidad, y había que agradecer que aquella camioneta no tenía placa ni nada por lo que sus colegas pudieran seguirlos.

Subir hasta el departamento jamás había sido tan complicado ni tan aparatoso, y Arya lo recibió reclamándole con ladridos que la hubiera dejado sola de esa forma, olfateando la sangre que había salpicado a los tres humanos. La perrita hizo silencio con una señal de su dueño, y mientras Frankie se tumbaba sin ninguna gracia sobre el sofá, su gemelo acostaba a Jess en la cama con todo el cuidado del mundo. Los hermanos no tenían que decirse nada, ambos sabían que las heridas de la chica eran prioridad y después podrían atender las del menor de los dos, y James se dedicó con toda la calma y el pulso más tranquilo que pudo a quitarle la ropa a su novia, atendiendo todos y cada uno de sus cortes con extremo cuidado y cariño, y sintiendo cómo su rabia contra aquella psicópata volvía a encenderse.

- No vayas a dejarme... - Le susurró a Jess con tristeza, cubriéndole las heridas de las muñecas, honestamente asustado de que su novia hubiera perdido demasiada sangre, o peor aún, hubiera perdido las ganas de seguir por lo que sea que Erika le hubiera dicho. - Por favor...
avatar
James Kant
Policías y agentes
Policías y agentes

Mensajes : 322
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  Rebecca Smith el Miér Oct 17, 2012 1:50 pm

Dejó que James la cogiera sin quejarse mucho, apenas tenía fuerzas para mantenerse consiente, menos fuerzas tenía para discutir, tampoco que le viera el sentido. Sabia que James no iba a dejarla y aunque ese era un pensamiento muy agradable, saber que la iba a proteger, era una de las cosas que hacían que escogiera al menor de los Canton.
Frank la cuidaba, pero la dejaba luchar por si sola, la hacia sentir fuerte y poderosa, James era todo lo contrario, la hacia sentir una niña pequeña indefensa que solo estaba a salvo en sus brazos, como en ese preciso instante.

Trató de quejarse lo menos posible durante el viaje en la furgoneta, pero dejó que James le cogiera de una mano mientras la otra jugaba, o intentaba porque se sentía demasiado débil, jugar con la de Frank.
Durante el viaje le lanzó varias miradas preocupadas a James. El policía tenía un brillo en la mirada que inquietaba a Jess, era un brillo que estaba acostumbrada a ver en Frank, pero no en su gemelo mayor.

Subir hasta el piso fue un espectáculo, ambos mercenarios apoyados en James y cuando llegaron Frank se quedó en el salón mientras James la llevaba hasta la cama.
Se preguntó cuanto habrían escuchado los gemelos de las cosas que le había dicho Erika. Se preguntó s Frank estaría de acuerdo con lo que le había dicho ella con su cuerpo. Miró a James cubrirle las heridas notando como un par de lágrimas se escapaban de sus ojos. ¿Él también lo pensaría?
-No… no lo haré… si tu me prometes no dejarme… -Le pidió apoyando su frente en la de James, besándolo suavemente. Tragó saliva y lo miró fijamente a los ojos. No quería hablar de las cosas que le había dicho Erika, no quería recordar la historia, no quería recordar todas las cosas horribles que le había dicho, no quería ponerse a pensar que era verdad y que mentira. –Hablando de promesas… llama a Frankie… por favor…. –Le susurró una vez las heridas más graves estaban cubiertas, sin vergüenza a que Frank la viera desnuda, la había visto con menos que con su ropa interior. Cuando los gemelos volvieron trató de fulminar con al mirada al menor. –Me lo prometiste… me prometiste que no te… meterías en problemas… ¿y… y vas y dejas que te secuestren? ¿De… de verdad que te dejaste engañar por… por ella? Lo… prometiste… -Murmuró tratando de sonar enfadada y amenazante, aunque era difícil teniendo que usar a James como aguante para no desplomarse. Si hubiesen ido a su apartamento allí tenia algo de sangre para transfusiones, pero tendría que contentarse con enviar a alguno de los gemelos luego.
Ahora lo importante es que estaban todos juntos y vivos.
avatar
Rebecca Smith
Mercenarios
Mercenarios

Mensajes : 450
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  Frank Canton el Miér Oct 17, 2012 10:39 pm

Desde que llegaron al departamento, Frank se concentró únicamente en rascar las orejas de la mascota de su hermano, cerrando los ojos y aislando el dolor tanto como podía. De hecho, sin moverse, no dolía tanto y el corte que le habían hecho en el estómago ya estaba bajo control, y si lo dejaban así no le costaría nada quedarse dormido y olvidarse del resto del mundo por un rato, sin tener que pensar en que le dolía hasta la médula y que cierto cervatillo en San Francisco estaría decepcionado de verlo así.

Además, Jimmy y Jessica se merecían un momento solos. Pero ni siquiera había terminado de quedarse dormido cuando su hermano lo ayudaba a levantarse del sofá. Extrañaba el subidón de adrenalina, hacía que todo fuera irrelevante y nada doliera demasiado, ahora respirar lo hacía querer gritar por el dolor en la costilla. Pero no lo haría. Ya su orgullo había tenido suficiente con que lo hubieran hecho quedar inconsciente durante esa noche.

- Mantuve mi palabra... tanto como... pude. De nada. - Gruñó sujetándose el costado luego que su socia intentara recriminarle. Si se había dejado capturar era precisamente para no excederse, tal como había prometido, y para entender el plan de la Barbie Psicópata; los riesgos eran inevitables en lo que hacían y él lo había sabido desde el principio. - ¿Y en verdad... crees que no puedo... diferenciarte de un ditto? - Rodó los ojos, conteniendo una risa sarcástica porque reírse iba a doler. Se necesitaba más que tener la cara de otra persona para poder engañar a Frank, después de todo, él mismo tenía su propio doppelganger...

... Doppelganger que le estaba preocupando y activando sus alarmas por primera vez en años, y le causaba un cosquilleo que no le gustaba para nada en la nuca. Eso de tener un idiota por gemelo tenía que ser castigo divino.


Última edición por Frank Canton el Jue Oct 18, 2012 4:25 pm, editado 1 vez
avatar
Frank Canton
Mercenarios
Mercenarios

Mensajes : 468
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : San Francisco

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  James Kant el Jue Oct 18, 2012 2:28 am

Aquel beso había sido agradable después de todo lo que habían vivido aquella noche, pero James estaba agotado como para fingir que el que su novia llamara a su hermano en cuanto pudo no lo afectaba, y se limitó a permanecer ahí mientras ellos hablaban, sirviéndole de apoyo a Jess. Había estado a punto de perderla, y sólo por eso y por la idea de perder también a Frankie se había atrevido a cruzar la línea que lo había diferenciado de los Canton por todo ese tiempo. Había matado a una chica sin que le temblara el pulso y sin pensarlo demasiado, y en verdad, sin que le importara lo que se suponía debía importarle, y eso lo ¿ponía nervioso? Tal vez, aunque lo que más lograba hacerlo pensar era que aparentemente había hecho todo aquello por nada, porque su hermano seguramente habría podido hacer un mejor rescate y Jess... Jess habría sido más feliz si el idiota de Frankie la hubiera rescatado; después de todo, fue a él a quien llamó desesperadamente a gritos.

- Deberías descansar...
avatar
James Kant
Policías y agentes
Policías y agentes

Mensajes : 322
Fecha de inscripción : 27/09/2012
Edad : 24
Localización : New York

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't you dare

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 4. 1, 2, 3, 4  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.